LIGHTGROUND

¿Alguna vez habéis observado las capas de juego que conforman una pista polideportiva? Sería algo parecido a esto:

 

Aunque existen varias capas, l@s jugador@s somos capaces de adaptarnos y conocer nuestro terreno según el juego. No obstante, a veces las líneas pueden llevar a la confusión. El siguiente ejemplo es una pista de un gimnasio que cambia en cuestión de segundos con el uso de una pantalla táctil. Lo que quiero decir con “cambios” es que las líneas reales en la cancha cambian de acuerdo al deporte que se está jugando. Si se trata de baloncesto, las luces LED iluminan las líneas en la cancha de baloncesto. Si se trata de voleibol, las luces LED se iluminan en la cancha de voleibol, etc. Además de esto, el piso del gimnasio también puede mostrar otras cosas, como los anuncios durante el medio tiempo (incluso en vídeo).

innovative-sports-flooring-athletic-events.gif

Imagen extraída de: http://www.bitrebels.com/technology/gymnasium-floor-changes-touchscreen/

Más a allá de la estética, me sedujo la idea de las posibilidades que da la tecnología para (de)construir las líneas con la finalidad de crear nuevos espacios a partir de los límites de los terrenos de juego convencionales.

En esta sesión partimos de las obras del artista Massimo Uberti. El artista también utiliza la metáfora a partir de obras basadas en el arte conceptual y el minimalismo. Para ello trabaja con la luz para crear espacios tridimensionales que juegan con nuestras percepciones. Mediante tubos de neón crea geometrías abstractas que dan formas a espacios amplios que alimentan nuestra imaginación. De esta forma, en un espacio podemos ver una casa, una escalera, una mesa… pero solo metafóricamente.

Fuente: http://massimouberti.it

El sentido que da el artista a sus obras es buscar la esencia mínima de los objetos, porque es a partir de esta que se puede liberar todo su potencial. Partiendo de la estética y la intencionalidad del artista, trasladamos sus ideas a la EF. En este caso, utilizamos barritas fluorescentes de colores (las que utilizamos para crear pulseras) para crear una metáfora espacial con las líneas que conforman el campo de voleibol y el círculo central.

Luz. Movilidad. Espacio. Juego. Estas fueron las cuatro palabras que me sedujeron a hacer la sesión que expongo hoy. Y el resultado fue este:

barretes

         Luz + Movilidad + Espacio + Juego = barritas fluorescentes

Un material no excesivamente caro (y menos si es para finalidades educativas y conseguís pactar el precio con el vendedor), atractivo y que nos da muchas posibilidades de juego.

Con ello mi cabeza empezó a dar vueltas… ¿Puedo ofrecer unas condiciones de aprendizaje que permitan deconstruir las líneas de juego de nuestro polideportivo?

Con las barritas, decido seleccionar unas líneas del espacio de nuestro polideportivo para “iluminarlas”:

Las barritas se unen mediante unos conectores, los cuales refuerzo con cinta adhesiva. Decido no conectar todas las barritas para dar la posibilidad de que éstas puedan moverse.

Partiendo de este escenario decido invitar a los estudiantes a entrar con los ojos cerrados al gimnasio. Los situé delante del nuevo campo y les pedí que abrieran los ojos. Después de sorprendernos con nuestro nuevo espacio de juego empezó el reto: mover las líneas para crear un nuevo escenario que nos permita reinventar un juego a partir de las nuevas condiciones espaciales.

Se crearon dos grupos. El primero de los grupos decidió adaptar el deporte del béisbol. Con las barritas deconstruyeron las líneas para reproducir un campo de béisbol. Con ello empezaron a jugar. Una de las adaptaciones consistió en que un equipo tenía un frisbee y pelotas de distintos deportes. Estos se situaban en la zona del bateador y lanzaban lo más lejos posible sus objetos. El otro equipo debía coger todos los objetos y ponerlos dentro de la base del lanzador antes de que el jugador del equipo contrario pasara por todas las bases que había en el campo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El segundo grupo decidió adaptar el juego de la bandera. Con las barritas crearon distintas bases que contenían las indiacas que tenían que proteger. Éstas se marcaron con dos barritas de colores para que se vieran en la oscuridad (ver las fotos). Además, para distinguir los equipos, cada jugador llevaba una cinta de un color en la cabeza. Todo el juego fue realizado sin luz, lo cual dio cierta espectacularidad al escenario y las condiciones de juego.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Al finalizar la sesión, los alumnos valoraron muy positivamente el ambiente de aprendizaje propuesto inicialmente a partir de las barritas y también las dos actividades que se realizaron a partir de éstas. Por una parte, también mencionaron como la falta de visibilidad alteraba su percepción en el espacio y que, en ocasiones, dificultaba su orientación. Por otra parte, también comentaron que se sintieron “libres” para crear los juegos y que el movimiento “de las líneas” fomentó su imaginación y reflexión para alterar el espacio y deconstruir las bases de las normas de juegos conocidos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s