BE LINE MY TEACHER

La anterior sesión que realizamos con los estudiantes nos permitió empezar a reflexionar sobre cual debe ser la finalidad de la Educación Física (¿Debemos llamarla así? ¿O debemos hablar de educación en movimiento?), los discursos que orientan el campo del movimiento y nos empezamos a adentrar en el currículum de Secundaria en la especialidad de la educación física.

Siguiendo con la obra de Monika Grzymala, en la segunda sesión propongo continuar trabajando en torno a las “líneas” que conforman las pistas polideportivas. Esta vez, no creamos líneas, sino que jugamos a “ser las líneas”.

Para ello se propone realizar una variación del juego de la bandera. Recordemos en que consiste este juego: el objetivo del juego es tomar la bandera escondida del equipo enemigo y traerla a tu lado del campo. Sin embargo, si alguien del otro equipo te da un toque mientras estás en su territorio, deberás ir a la prisión. El primer equipo que consigue la bandera del otro gana el juego. En nuestro caso, la situación de juego consiste en dos equipos que tienen que conseguir una misma bandera que se encuentra en el centro del campo. Cada equipo está formando por un único capitán y sus ayudantes. Cada equipo se encuentra en puntos contrarios del campo (sus bases) , con una misma distancia entre la bandera y el equipo. Cada miembro del equipo tiene una línea (marcada con cinta adhesiva) en alguna parte de su cuerpo. La finalidad es que el capitán del equipo tiene que llegar a la bandera, solamente pisando las líneas dibujadas en el cuerpo de sus ayudantes. Por lo tanto, los ayudantes tienen que ir moviéndose por el suelo y componer un camino para que su capitán pueda llegar a la bandera.

Hay condiciones. Una primera condición es que solo puede estar de pié un ayudante, los demás tienen que estar en el suelo. La segunda condición es que en ningún momento los ayudantes pueden estirarse encima de una línea que ya esté dibujada en el suelo. Sí, eso supone pisar a nuestros compañeros, por lo cual el capitán irá descalzo. (Lo de ir en cuidado también se avisó… pero el juego es algo serio y a veces no nos importa sufrir un poco para ganar…) Cuando el capitán de uno de los equipos tenga la bandera, tiene que volver a su base. Mientras tanto, el equipo contrario puede intentar tocar a las líneas del otro equipo para eliminarlos e intentar tocar al capitán rival.

unnamedimg_1870

Por una parte, la metodología que utilizo para este juego pretenden favorecer la sinéctica corporal, la cual consiste en favorecer respuestas creativas a partir de metáforas y analogías (Delgado, 1991). Por otra parte, las bases de este juego se sustentan en el neo-materialismo, el cual cuestiona la dualidad entre lo humano y no humano. Desde esta teoría, da el concepto de materia viva a lo inorgánico, y considera que el concepto de materia incluye al ser humano, el cual “vibra” y evoluciona en conjunción con la materia afuera de él (Bennett, citado en Bondoni, Guillen y Suárez, 2014). En resumen, el neo-materialismo entiende que todo es materia y que esta se compone por vibraciones que nos afectan. En el caso del juego, el hecho de convertir el sujeto en objeto tiene la pretensión de dar voz, presencia y movimiento a lo inorgánico desde lo orgánico.

Después de hacer mi propuesta, los estudiantes tenían que hacer una variación del juego. Para ello, decidieron que el primer equipo que cogía la pelota tenia que pasársela entre todos los miembros del equipo para marcar en una portería. Para ello solo podría desplazarse por las líneas del campo. El equipo contrario debía interceptar la pelota para recuperarla e intentar marcar en la portería.

img_1879

Después del juego los estudiantes tuvieron que evaluar el juego con el currículum de Secundaria, así como asignarle unas competencias y contenidos. Esta práctica nos permitió seguir reflexionando sobre los discursos hegemónicos que prevalecen en las prácticas de Educación física, así como seguir conociendo el currículum de Secundaria desde la propia vivencia.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Bondoni, A. S.; Guillen, V.; Suárez, L. (2014). El impacto del neomaterialismo en los estudios ecocríticos. La investigación en curso, 42.

Cuéllar, M.J; Delgado, M.A (2001). Estudio sobre los Estilos de Enseñanza en Educación Física. Lecturas Educación Física y Deportes. http://www.efdeportes.com/ Revista Digital, Buenos Aires, 25.

Delgado, M.A. (1991). Los estilos de enseñanza en la Educación Física. Granada: I.C.E.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s