MERIENDAS ALCALINAS

“Que tu alimento sea tu medicina, y que tu medicina sea tu alimento.”

Hipócrates (460-370 a.C.).

Hace siglos Hipócrates ya nos hablaba de la importancia de la alimentación en nuestro organismo. No obstante, en la actualidad, llevamos un ritmo de vida tan acelerado que nos conduce a alimentarnos a base de comida procesada, hormonada y con altos niveles de azúcar que favorecen a la acidificación de nuestro cuerpo. El medio acido es idóneo para todo tipo de patologías, entre las cuales podemos encontrar el cáncer. Para ello, nuestro organismo tiene que tender a la alcalinización, de tal forma que el pH de nuestro cuerpo sea neutro. Como dice un médico amigo mío “es difícil que en un medio alcalino puedan sobrevivir células cancerígenas”. A continuación os dejo un enlace a un vídeo que considero que explica de forma clara qué significa alcalinizar nuestro cuerpo y qué alimentos contribuyen a ello (desde mi opinión, en los distintos textos que se publican sobre este tema existen ciertas contradicciones sobre si algunos alimentos son alcalinos o no. Debemos tener cuidado de donde o quién extraemos la información):

captura-de-pantalla-2017-01-14-a-las-14-58-39

Para alcalinizar nuestro cuerpo, es necesario que empecemos a replantearnos nuestras costumbres de alimentación, y no solo eso, también nuestras formas de vida. Para ello, como maestros (no solo los de EF) tenemos la responsabilidad de fomentar hábitos saludables a nuestros alumnos y también a sus familias. Desde mi punto de vista, nunca podemos enseñar algo que no hemos experimentado. Por este motivo, a mis estudiantes del Máster de Secundaria les he propuesto que en cada sesión preparen una merienda alcalina para todos. Cada semana un alumno diferente nos trae la merienda y nos explica cómo la ha elaborado, qué alimentos contiene y porqué es alcalina. En este blog voy a ir colgando las meriendas de los estudiantes para compartirlas con vosotros y fomentar así una alimentación saludable que vaya más allá de nuestras aulas.

En mis clases, yo también participo activamente en algunas de las actividades que propongo a los estudiantes. Así pues, en la primera sesión, soy yo la que he traído la merienda. En este caso he decidido hacer algo sencillo (no quería asustar al personal el primer día de clase…): unas brochetas de frutas.

alcalina

En este caso, las frutas que decido poner son:

*Naranjas: aunque el jugo de la naranja es ácido, se vuelve alcalino cuando se metaboliza en el cuerpo luego de ser digerido. Las naranjas son una fuente bien conocida de la vitamina C y también de potasio.

Manzana: proporcionan fibra dietética significativa y pequeñas cantidades de vitamina C. También contienen fitoquímicos, compuestos vegetales con actividad anticancerígena y antioxidantes. Tienen alto poder de saciedad por su contenido en pectinas. Por esta misma razón ayudan a reducir el colesterol y regulan la función intestinal.

Plátano: Son una excelente fuente de vitaminas B6 y C. Los plátanos son una fuente abundante de potasio, por lo que aportan un gran poder alcalinizante al cuerpo. Los plátanos ayudan a combatir el estreñimiento y la diarrea.

Mandarina: contienen flavonoides sustancias  antiinflamatorias. Además, estimulan la desintoxicación de sustancias cancerígenas por parte del hígado.

Veremos que nos preparan los estudiantes en las próximas sesiones…

*La información se ha extraído de: https://www.lifeder.com/alimentos-anticancerigenos/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s